Lo que tardas en beberte un café

Lo que tardas en beberte un café

La "Introducsione"

No tengo muy claro como introducir esta "página web", no voy a mentir.

Me gusta darle vueltas a las cosas, pensar un poquillo, o un muchillo, o un "quizá se me está escapando esto de las manos y debería hacer algo al respecto". El tema es que tiendo a divagar, a reflexionar sobre todo un poco. Y se da el increíble fenómeno que muchas de las veces acabo escribiendo lo que pienso.

Hasta hace poco eso bastaba. Cojo una dirección al azar y camino. Luego vuelvo de dondesea, lo escribo para no olvidarlo y lo leo de vez en cuando por el mero hecho de recordar, de verme a mí mismo en otra faceta. Ahora tengo una cantidad de textos que podría tildarse de interesante y todavía me quedan ganas por seguir creando más. Así que he pensado que, quizás, y tan sólo quizás, haya gente por ahí en este multiverso que es el Internete al que le gustaría leer sobre mis idas y venidas del mundo astral. O a lo mejor no.

He creado este blog para satisfacer esa curiosidad que me lleva picando desde hace ya unos meses. Si estas leyendo esto, gracias por entrar. A ver que te parece el mercado de locuras que hay por aquí. Y si te gusta... pues digo yo que te puedes quedar, que aquí se está uno tranquilo y relajado. Fisgonea todo lo que quieras, entra y sal a tu gusto. Estás en tu casa. Si en lo que tardas en beberte un café no te ha convencido el panorama... pues tomate otro, anda. Estoy seguro de que al final encuentras algo que sintonice contigo.

Te aviso, no obstante, internauta: lo que encontrarás aquí es un pozo de relfexión, nada más. A lo mejor nada de lo que leas tiene sentido para ti, o todo lo contrario. Aquí hay de todo. Desde descafeinados cortos a expressos del 12. Escoge el café que te guste más.